yo

Esta es una entrada optimista, si se le puede llamar así, aunque creo que si debemos clasificarla es mejor decir «realista», porque casi siempre el optimismo ofrece una imagen distorsionada y poco fidedigna del mundo y de las cosas.

En fin, que voy a hacer dieta y ejercicio físico. La pinga apenas se me ve y tengo más tetas que tu prima Julia. Estoy feo con cojones, y aunque una complexión atlética no me va a quitar lo feo, por lo menos me hace más atractivo. Y oye, ¡qué yo también quiero follar!

Desde que tengo uso de razón estoy en constantes derrotas por mi autoestima. Le atribuyo las batallas perdidas a mi físico. Toda la vida aguantando los pescozones por ser el gordo del grupo. El tetón que no se quita el pulóver en la playa ni aunque le prendan candela. Inseguridad. Rechazo de ofertas de trabajo. Pérdida de amistades. He perdido muy buenas relaciones de amistad por mi complejo de inferioridad. La cago, siempre la he cagado por culpa de mi complexión. Y eso es algo que, por suerte, tiene solución. Sobre todo porque mi obesidad no proviene de causas genéticas.

Actualmente, tampoco pienso que crezca más, mido un metro con ochenta centímetros y soy bastante ancho, con lo cual varios compañeros que se dedican a practicar deportes me han asegurado que fácilmente puedo lograr, después de bajar los kilogramos que me sobran, un cuerpo escultural. Masa muscular. Pinga grande. Autoestima alta. Y todo eso combinado con mis rasgos de sociopatía, me convierte en ¿Superman?

Hoy comienzo con la dieta y los ejercicios. No pienso escribir otra entrada sobre el tema hasta que haya bajado a mi peso ideal y esté conforme y feliz.

 

Anuncios

Publicado por Alejandro Poetry

Un costal de carne y hueso, prescindible; rumbo a la Nada. Y tú, vienes conmigo.

Participa en la conversación

1 comentario

  1. cuando por primera vez vi a mi enamorado actual, èl era objetivamente gordo, con una llanta alrededor de su cintura que en sus 40 parecìa un abuelito de estos que elevan la correa sobre el ombligo y se ven curiosamente lindos, pero nada, nada sexy. recuerdo haber pensado: uy, un hombre muy guapo, pero tan descuidado de peso… lo volvì a ver pasados 7 años, con 20 kilos menos y divorciado 🙂 listo para ser mio :). a donde voy, en cualquier edad se puede lograr la pèrdida de peso, en caso de mi pareja, solo dejo de comer en exceso y empezò a caminar màs. en dos años que estamos juntos, empezò a hacer ejercisio con pesas y ganò masa muscular. en sus 50 se ve esbelto, musculoso, es decir, mejor, muchìsimo mejor que en sus 40. y solo necesitò la constancia y paciencia, consigo mismo.
    que todo le salga como desea!!!

    Le gusta a 1 persona

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: